china
saltex

POLICIALES / 2019-10-20 /
Atribuyen a miembros de la ACA ataque a estancia en Horqueta
Miembros de la refundada Agrupación Campesina Armada (ACA) serían los responsables del atentado registrado el viernes último en la estancia “Santa Silvia”, en Horqueta. El explosivo usado coincide con evidencias halladas en mayo último en un campamento de esta banda, cerca de donde fue el ataque.

 A pesar de que no dejaron panfletos en donde se haya atribuido el ataque con bomba, todas las evidencias apuntan a que personas que anteriormente pertenecían a los grupos armados Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), luego al Ejército del Mariscal López (EML) y que actualmente refundaron la Agrupación Campesina Armada (ACA) fueron las responsables de este nuevo acto terrorista en el norte del país. Se trata de los hermanos Antonio y Feliciano Bernal Maíz, oriundos de la colonia Kurusu de Hierro, distrito de Azote’y, señalaron los investigadores.

También componen esta facción criminal otros delincuentes cuyas identidades no se han dado a conocer, pero que también serían pobladores de Kurusu de Hierro y tampoco se descarta que jóvenes de la zona de Arroyito estén acompañando a los hermanos Bernal Maíz. Recordemos que formaba parte de este grupo Leticia Jara Larrea, quien falleció en un enfrentamiento con integrantes del Comando de Defensa Interna (CODI), el 13 de mayo pasado.

Según los datos a los que accedió ABC Color, en el campamento donde falleció Leticia Jara Larrea, se encontró una notebook que contenía la fotografía de un explosivo similar al utilizado en el atentado del viernes pasado en la hacienda perteneciente a la familia Camperchioli.

En ese momento los investigadores ya tenían la presunción de que los componentes de esta facción tenían los elementos y la instrucción necesaria para poder preparar estos explosivos.

Estos elementos, además de otros informes de inteligencia, dan sustento suficiente para poder concluir que estos delincuentes, aglutinados nuevamente en la facción criminal fueron los responsables del ataque donde de milagro se salvaron cuatro trabajadores de la estancia, quienes viajaban en la camioneta que prácticamente quedó destrozada al pasar por encima del artefacto.

Los explosivistas de la Policía Nacional calculan que la carga explosiva era de entre 9 y 10 kilos y fue hecha a base de power gel, al que le colocaron láminas y barras de hierro para que el estallido cauce mayor impacto, según explicaron.




COMENTARIOS:

jazmin
ara
amambay
abogados
2019 AMAMBAY NEWS - Todos los derechos reservados