china
saltex

LOCALES / 2019-12-03 /
Gavilla de asaltantes huyeron hacía Paraguay
La gavilla que atacó al transportador de valores de Brink esta mañana (2) en la MS-156 entre Caarapó y Amambai, huyó a Paraguay sin quitar un solo centavo del robo.

Los bandidos intentaron abrir la armadura con explosivos, pero la puerta resistió y huyeron. Solo los forenses revelarán si la bóveda resistió debido a la cantidad de explosivos o si los artefactos fallaron.

El número de ladrones aún es incierto. Los empleados de la compañía de valores dijeron que eran cinco bandidos. Otros testigos hablan en ocho.

El delegado regional adjunto de Ponta Pora, Mikail Gouveia Faria, que se encuentra en la región de Amambai que participa en las investigaciones, dijo que todos los indicios apuntan a la fuga de la gavilla al territorio paraguayo. Según los informes, cruzaron la frontera en el municipio de Aral Moreira con un Citroën C4 negro robado en la carretera.

Según las investigaciones realizadas hasta ahora, la bóveda se dirigía desde Dourados a Amambai para abastecer las sucursales bancarias de la región. En el tramo entre Caarapó y Amambai, los asaltantes en un Jeep Renegade se emparejaron con la armadura y comenzaron a disparar rifles de calibre 5.56 y 7.62. Se recogieron varios cartuchos acampanados de ambos indicadores en el camino.

Los ladrones alcanzaron la bóveda, cerraron la armadura y comenzaron a disparar a los neumáticos. Para esquivar, el conductor se salió de la pista y detuvo el automóvil cerca de una granja de soja. En este punto, los empleados de la compañía bloquearon el vehículo con efectivo y corrieron a la granja.

Los ladrones dispararon en su dirección, pero nadie fue alcanzado. Minutos después, mientras aún corrían, oyeron la explosión. La seguridad de Brink y el conductor pidieron ayuda en una granja cercana.

Luego, los bandidos rodearon un camión cargado de cerámica y obligaron al conductor a conducirlos a Paraguay.

Unos kilómetros más adelante, interceptaron el C4 Pallas negro, dejaron a los ocupantes en el camino y huyeron. El conductor del camión también fue liberado en este lugar y todos están siendo escuchados en la Policía Civil de Amambai.

Según lo informado por el informe, los bandidos no pudieron abrir la puerta de la bóveda porque la explosión fue de "bajo orden", es decir, no detonaron toda la carga empleada por ellos. La sospecha es que los explosivos utilizados son viejos.

En la escena, los equipos de policía incautaron espoletas, emulsión explosiva sin explotar y también un trozo del llamado cordón detonante. Según los testigos, el auto carbonizado a pocos metros de la bóveda sería utilizado por los bandidos en la fuga, pero no funcionó y fue incendiado por ellos.

La policía aún no sabe si el conductor de la camioneta Mitsubishi L200 Triton, abandonada cerca de Amambai, está involucrada con los ladrones. Al darse cuenta del movimiento policial en la carretera, abandonó el vehículo y corrió hacia el monte. El camión ha sido llevado a la estación de policía y los oficiales de policía están revisando los datos en el sistema nacional para ver si son robados.

La policía realiza búsquedas en la región con el apoyo del helicóptero de la Policía Militar, trasladado desde Campo Grande a la frontera para ayudar en la investigación.

El robo tuvo lugar en el mismo tramo de la carretera donde, en junio de 2017, los bandidos de fusileros volaron una bóveda de Brinks y huyeron con dinero en efectivo. La región está a pocos kilómetros de Capitán Bado, la base de las pandillas brasileñas que controlan el tráfico de drogas y armas en la frontera.




COMENTARIOS:

jazmin
ara
amambay
abogados
2019 AMAMBAY NEWS - Todos los derechos reservados
desarrollo by HOSTIPAR.COM